Elena

Elena

Joven de piernas kilométricas, rostro angelical y dulce carácter (es muy probable que esto lo esté escribiendo ella misma). Tras su nacimiento allende los mares ha residido en diversos lugares del globo terrestre como Túnez, Argelia, Tres Cantos... antes de afincarse definitivamente en Mordor (como los bárbaros del norte conocen a Getafe). Le gusta mucho viajar, aunque en las estaciones en curva tiene miedo a meter el pie entre coche y andén. Informática seguidora de las últimas tendencias tecnológicas que rebobina cassettes a golpe de boli bic, ve películas en VHS y disfruta navegando por el teletexto. Ya desde pequeña se veía que sería una chica con suerte: nació justo el día de su cumpleaños.

Julio

Julio

Getafense empedernido, a la primera de cambio suelta el mantra del pueblo: capital del sur, cuna de la aviación española y demás tonterías similares. Muchacho de costumbres, por ello lleva con el mismo pelo-palmera desde que tiene uso de razón, aunque últimamente amenaza con hacerse un alisado japonés que él llama desrizado. De pequeño le picó un pollito fucsia radiactivo adquiriendo el super poder de salir con careto en todas las fotos. Es difícil que en el minuto 30 de cualquier película siga despierto, pero más difícil aún es que, en caso de llegar al final, no suelte alguna lagrimilla (incluso viendo películas con gran carga sentimental como Rambo). Asegura ser el inventor de la palabra "efestiviwonder".

Nosotros

Hace ya unos cuantos años que nos conocimos como por arte de magia (pocas veces esta frase se ajusta tan literalmente a la realidad).

Mientras nosotros nos veíamos como dos buenos amigos que van a clase juntos, ensayan juntos, actúan juntos, comen nachos juntos, van al cine juntos, van al teatro juntos, van a cenar juntos, van a comer juntos, van a jugar al pádel juntos, pasean juntos, bucean juntos, van a la piscina juntos, ríen juntos... el resto de personas a nuestro alrededor pensaba que había algo más.

Así que para que tanta gente no estuviera equivocada, decidimos darles la razón haciendo todo lo que ya hacíamos juntos, pero ahora como pareja.

Y la verdad es que la cosa funcionó, seguimos haciendo las mismas cosas juntos y otras muchas que se han ido añadiendo con el tiempo. Y por eso, lo siguiente que queremos hacer juntos es casarnos, por supuesto entre nosotros, y que ese día todas esas personas que supieron antes que nosotros que esto acabaría así estén acompañándonos.